9 marzo, 2017

Coaching de Equipos

Como personas vivimos y formamos parte de todo tipo relaciones personales: de pareja, familiares, de amistad… y relaciones profesionales o sociales: de trabajo, de negocio, de equipo, de grupo. En el coaching sistémico, nuestro cliente es precisamente la relación: trabajamos para que ésta rebose entusiasmo y vitalidad y alimente e inspire a las personas que la conforman.

El impacto, del coaching de equipos planteado desde el enfoque sistémico, otorga a los equipos la oportunidad de disponer de un espacio y un tiempo para expresarse, entenderse, aprender y actuar para generar las condiciones más favorables para su excelencia.

El coaching sistémico y de equipos: es una relación profesional entre un coach y un equipo en la que el equipo descubre, define sus objetivos y optimiza sus procesos para conseguir resultados extraordinarios.”

Responde a la necesidad de las organizaciones de contar con equipos excelentes, que trabajan alineados con una visión estratégica y obtienen resultados sostenibles en el tiempo y de manera más rápida.

El éxito de una organización depende de su grado de adaptación, de un buen trabajo en equipo y del modo en que se relacionan las personas e influyen en los resultados.

Objetivos

Un proceso parte de la identificación de unos objetivos ó necesidades planteadas por el responsable del equipo (cliente). Algunos posibles son:

Mejorar la comunicación efectiva entre sus miembros.

Desarrollar las competencias de un equipo. Mejorar su desempeño.

Alinear al equipo hacia una visión común mediante un plan consensuado.

Manejar la relaciones y abordar los conflictos en la organización, entre departamentos y con el entorno, como señales de cambio y oportunidades de mejora.

Aumentar el rendimiento y los resultados de un equipo.

Reforzar la positividad creando las condiciones para una productividad sostenible.

Alinear al equipo hacia una nueva visión estratégica.

El Proceso

Un proceso de coaching de equipos se lleva a cabo mediante sesiones presenciales de trabajo con un coach sistémico de equipos y un equipo. Es adecuado para equipos desde dos hasta una veintena de personas.

Cada sesión puede tener una duración mínima de 3 horas y máxima de 8 horas. El proceso de desarrollo de equipo pasa por diferentes fases según sus necesidades, situación y grado de evolución en el tiempo.

Duración

El número de sesiones de un proceso dependerá de los objetivos del equipo (corto, medio o largo plazo).

Suele constar de un mínimo de 4 y un máximo de 10 sesiones.

Calendario

El calendario se planifica, de manera ideal, en función del desarrollo del equipo en relación a los objetivos que se haya marcado.